viernes, 29 de abril de 2016

Los animales y las alfombras. Los perros.

Una de las imágenes más simpáticas y tiernas que hay es ver a un perro descansando sobre una alfombra, componen una sensación de bienestar única, pero los que hemos tenido o tenemos un bicho de estos por casa sabemos que esto no es así. La relación de amor y odio que mantienen con las alfombras requiere una atención especial, pero vamos por partes.

Los perros "atacan" a las alfombras de varias maneras, pero la más común es por el pelo que sueltan, a veces de manera exagerada. Si el animal tiene el pelo ya de por si largo,acostarse en la alfombra tiene como resultado dejar mucho pelo enganchado que luego resulta difícil de aspirar o extraer. La solución, tener al perro bien lavado o peinado para que el pelo no se le caiga en casa. No hay vuelta de hoja. 

Otro problema que plantean algunos perros son las mordeduras. Sí aunque parezca increíble hay perros que suelen tomársela con los laterales o los flecos de las alfombras, y de manera a veces bestial en el sentido de comerse el pelo literalmente. En estos casos no hay remedio, sino simplemente el intentar educar al perro en lo que se puede o no se puede hacer.
Y como pasa con los gatos el orín. Es éste uno de los enemigos más comunes. El problema no suele ser el orín en sí, sino cuando es detectado y lo rápido que se actúa. Lo más importante es apartar el bicho de la alfombra y con un paño seco, o mejor incluso con papel de cocina comenzar a absorber el liquido que ha empapado a la alfombra. Es un proceso tedioso por que nos creemos que simplemente por ir sacando paños húmedos la cosa queda resuelta. Pero hay que insistir e insistir. Y sólo cuando aquéllo pinte bien, pasar un paño húmedo (incluso con algo de jabón) para que desaparezcan olores también. Luego otra vez las toallitas absorbentes para secar la alfombra. Abandonar la alfombra es asegurarse un lamparon de tamaño para casi el resto de la vida de la alfombra. 


miércoles, 20 de abril de 2016

Lavar una alfombra

¿Lavar o limpiar una alfombra?

Antiguamente cuando una alfombra oriental, tejida y anudada a mano se ensuciaba, se lavaba, con agua y un jabón neutro. A la alfombra se le reconocían implícitamente las cualidades del tinte utilizado y la lana. Pero esto cambió hará unos 30 años. Irrumpieron en el mercado las alfombras pakistaníes, entonces con dibujos geométricos, lana de tacto muy suave, y...brillantes y mucho más económicas comparadas con las persas. Lucían mucho.

Durante los primeros años de vida eran espectaculares, pero al cabo de dos años perdían el brillo y si los mandaba uno a limpiar a veces volvían destrozados...Sin brillo, ondulados: no se podían lavar con agua. Los tintes utilizados, los fijadores de color (eran algo nuevo) no resistían el embate. Se tenían que lavar en seco, y aún así jamás recuperaban el tono antiguo. 

Una alfombra que pasa la prueba del agua, es una alfombra de vida longeva y con posibilidades reales de pasar inalterable en el tiempo, pero eso se paga. Pero se amortiza muy bien.

Si uno tiene una alfombra de estas características puede -en verano- intentar lavarlo. Para ello necesitara:

  1. Un espacio plano al aire libre
  2. Disponibilidad de agua en abundancia
  3. Jabón neutro
  4. Fuerza bruta
  5. Paciencia 
  6. Sol
El proceso comienza extendiendo la alfombra y mojándola por completo, si uno tiene dudas sobre la calidad de los colores puede mojar y probar con un rincón antes de continuar

Con la alfombra mojada hay que extender el jabón, el mejor de todos para mí siguen siendo aquellas pastillas de jabón "Lagarto", se extiende por toda la superficie frotando de manera suave. En los flecos casi acariciándolos porque se pueden deshilachar.

A continuación chorro de agua, y con un palo o incluso con una escoba limpia peinar la alfombra para escurrir el agua con jabón. Este proceso cuatro ó cinco veces. 

Una vez que no quede jabón, levantar la alfombra e intentar colgarlo de una pared, promontorio, lo que permita respirar a la misma por detrás un día de sol y comprobar su estado al cabo de 4 horas. Hay que vigilar que la alfombra se ha de secar no acartonarse.La foto ilustrativa es un pelo exagerada, pero sirve como ilustración.


Una vez seco , pasar una escoba para que el pelo inclinado recupere la posición original.

El resultado es sorprendente.

¿Cuánto puede cobrar un lavandero profesional de alfombras? . Ojo , no una tintorería que lo unico que hacen es derivar las alfombras a estas últimas sin especificar qué tipo de lavado necesitan. Pues entre 15/20 euros por metro cuadrado (incluyendo flecos) . Así uno puede calcular el tiempo real y si vale la pena el esfuerzo realizado. Una alfombra de 3 x 2 puede costar unos 90/100 euros. Si se lavara en seco el precio bajaría a unos 60/70 euros. 

martes, 29 de marzo de 2016

Alfombras persas que siendo persas no son lo que son.

Muchas veces me han preguntado por que una alfombra con un origen muy concreto puede encontrarse con precios muy distintos ¿no viene a ser lo mismo?.

La respuesta es sencilla, el origen es el mismo, pero la forma de hacerlo no. Ya no es el hecho de realizar un dibujo con muchos menos nudos, es hacerlo en muchas ocasiones sin siquiera un dibujo-patrón correcto. 

Esto con el tiempo se ha ido degradando más, pues muchos talleres descubrieron el chollo que consistía en producir alfombras que daban el pego pero con un precio de derribo, algodón en vez de seda, laterales torcidos, dibujos mal perfilados.

A continuación un ejemplo
  
Esta es una alfombra que viendo la foto, se aprecia que es una alfombra persa de origen Nain, pero se vende como un chollo a un precio de unos 1.100 euros, esto es sobre unos 190 euros por metro cuadrado.
Pero el hecho es que una observación detallada permite ver que las líneas de la cenéfa no son rectas del todo, que hay partes exageradamente anchas. Que el rectángulo exterior, el perímetro tiene abombamientos significativos. 
En una posterior ampliación uno puede descubrir que los nudos son grandes, y que a duras penas alcanzan los 150.000 por metro cuadrado. Esto en una alfombra que el promedio empieza en los 250.000 es un timo. 





La diferencia con esta Nain es palpable. En la composición de la misma ya aparece la seda, las líneas son más rectas, y lo que más llama la atención a simple vista es la definición del dibujo a pesar del abigarramiento del mismo. Es espectacular. Otra cosa es que le encaje a uno en su idea de decoración, pero técnicamente es mucho mejor, de hecho no tiene nada que ver con la anterior. Su precio tampoco. Triplica. Pero no es lo mismo. Es una alfombra que a largo plazo es infinitamente mejor, pues su durabilidad es mayor sin perder consistencia y lustre. Tiene 100.000 nudos más por metro cuadrado que la anterior, y se nota.






fotos tomadas de la web de carpet vista

martes, 15 de marzo de 2016

Las medidas y la ilusión


Viene este post por una triquiñuela muy recurrente en la venta de alfombras por internet, sobre todo en webs de decoración, éstas muestran una imagen bonita y un precio muy barato, en ocasiones asombroso. La media verdad consiste  asociar visualmente el precio con la imagen y no con el tamaño de la alfombra, así uno ve una alfombra de un tamaño de 0.90 x 0.60 y se piensa que es de 2.50 x 1.50, sí parece una exageración, y no lo es. Si uno tiene una calculadora a mano, puede deducir de una manera muy rápida el precio por m2, y es entonces que viene la sorpresa. Lo que parecía barato no lo es tanto.

Y luego viene la llamada a la vanidad de uno. Parece que las cualidades de la alfombra sean las de quien lee las características, "sofisticado", "elegancia", "sostenible", "libre de trabajo infantil", "centro de atención" y uno que he visto ya en muchas webs: "refinado". ¡Vamos, que nos está retratando!.

Y finalmente el  consejo de quien conoce las alfombras y sabe venderlas: Una Alfombra hecha o tejida a mano hay que verla, probarla y sobre todo tener una idea de lo que es realmente. Hay más artículos en el blog o explicaciones en la web que detallan esto. Que estés en casa y te envíen una alfombra evidentemente ilusiona, pero...no es lo que debería ser.


miércoles, 11 de noviembre de 2015

Bespoke

Bespoke es un término inglés, nuevo para mí y que me empezó a llamar la atención cuando lo ví en unas cuantas webs de alfombras de diseño: Bespoke. 

Uno habla inglés y hay palabras que se le escapan, otras que aparecen por arte de magia, se me viene a la cabeza "Resilience", que se ha traducido por algo como resiliencia (creo que es la capacidad de levantarse uno tras un fracaso...o algo así), pero en fin, la dichosa palabra tiene su traducción perfecta: Hecho a medida, y claro en tiempos en los que los aviones van y vienen a Pakistán, India y China el hacer alfombras por encargo no iba a ser algo menor. Y es algo interesante, porque hasta hace unas décadas lo único que habían eran diseños clásicos, dibujos intrincados con un inmovilismo absoluto. 
Primero fueron dibujos y diseños geométricos, casi pintura cubista, y de un salto se ha pasado a "crear" la alfombra, con resultados variados, pero muchas veces espectaculares. Y claro, hacer las alfombras a medida era (continuando con los anglicismos) un "must". Con sutiles diferencias, ahora los artesanos pueden disfrutar de unas condiciones mucho mejores de trabajo, materiales de gran calidad y un trabajo que saben de antemano vendido...
Ello no quiere decir que esto pase con todos, talleres clandestinos y trabajo esclavista existen (no nos engañemos) pero las condiciones han mejorado notablemente.
Finalmente una ilustración de un diseño atronador, le gustará o no, pero desde luego este diseño de "pavo real", es espectacular. Dejo la dirección anexa.
                                            www.floorstory.co.uk

domingo, 13 de septiembre de 2015

Vuelve lo étnico

Y vuelve con mayúsculas, pero no se llamen a engaño, los decoradores, interioristas, gente del "topic trendding" lo sacan a relucir por una razón muy concluyente: El precio
Son tiempos muy difíciles para todos, y el negocio está en lo barato, desde lo mecánico resultón hasta lo manual, pero barato.
¿Y que hay barato?. Pues todas aquellas piezas que son fáciles de elaborar, que la calidad no importa (se sustituye por lo auténtico) y a volar.
¿Qué es lo que se ve mucho estos días?, pues las Kilims, pero no de las finas, sino de las denominadas "afganas", con unos colores y diseños muy similares, cuando antaño eran colores muy variopintos -y bonitos-  y medidas absolutamente desencajadas para los mercados occidentales. 
El relativo fracaso de las alfombras Vintage y patchwork ha servido como aldabonazo para la re-irrupción de este tipo de alfombras.
También se puede incluír en este grupo alfombras norteafricanas tales como las marroquíes ,que aún siendo mediocres, son auténticas de verdad.
Imagen tomada de The etsy Blog

sábado, 1 de agosto de 2015

Vuelve el Vintage (otra vez)

En mi peregrinaje por las webs modernas de decoración he redescubierto  el reciclaje elevado a la enésima potencia en las alfombras, aunque en el particular vocabulario del mundo textil reciclaje y timo no dejan de ser un sinónimo.

La situación que se presenta a los productores es la siguiente, Occidente está en crisis, demanda productos ¡más baratos!, y con gancho. Ofrecen menos dinero, ya la calidad no importa tanto  pero en cambio ponen la gran maquinaria de marketing a nuestra disposición. ¿Qué se puede ofrecer?. Pues...restos, harapos, retales.Lo que sea.
Bien allí van una primera generación de patchwork,
La respuesta; alucinante. Las tiendas de toda la vida se apuntan porque los IKEA y Leroyes Merlines se han a apuntado al carro. Se crea la literatura habitual ensalzando el producto (manualidad, dificultad, elección de lanas y un montón de sandeces) pero hay gente que quiere la modernidad pero no se traga el sapo de una alfombra hecha con retales...
Y allí viene la actualización de la novedad. Las "Vintage": Alfombras sin salida . Pueden ser incluso de gran calidad, pero el dibujo es feo, horrrible, e incluso hay desequilibrios en la confección, colocación de ornamentos y colores corridos etc. ¿Cómo arreglarlo?. Muy sencillo. Se aplican tintes a lo bestia, se homogeneiza el color (todo acompañado de la literatura habitual), unas cuantas sombras por aquí, y hete aquí que tenemos lo último.
Foto de www.vintagecarpets.com